Remedios Caseros para los Hongos de los Pies

Hoy traemos para ti, unos remedios caseros para los hongos de los pies muy efectivos y económicos que podrás aplicarlos con cosas que encuentras en casa, sin gastar más. Antes que nada debes saber identificar cuando los hongos se han apoderado de tus pies: sentirás sudoración excesiva, mal olor, picazón y a veces tus uñas se pueden tornar amarillentas.

Remedios-caseros-para-los-hongos-de-los-pies

Toma en cuenta nuestros siguientes consejos y remedios caseros para que los hongos de los pies no sean un problema en tu vida:

  • La regla de oro es: nunca pongas tus pies en lugares húmedos sin usar zapatos o algo que te proteja. Ni en albercas, ni en baños, ni en un SPA. De esa forma no vas a contraer ningún hongo ni tampoco vas a propagarlo si es que ya lo tienes.
  • Nuestro principal aliado para combatir esos feos hongos es el vinagre, después de bañarte seca tus pies y pon una parte de agua caliente por una parte de vinagre blanco o de manzana. Remoja mínimo unos 15 minutos, lo más caliente que lo soportes y repite esto mismo cada día.
  • Nos ayudaremos del ajo para que nuestros pies sean limpios de cualquier hongo, quizá huelan mucho a este aditamento pero nos ayudará porque tiene propiedades antimicóticas: solo debes machacar algunos dientes de ajo y untarte esa pastita por tus pies y entre los dedos. Preferentemente por la mañana y por la noche. Al terminar enjuaga muy bien y sécalos perfecto.
  • Puedes complementar cualquiera de los dos remedios de arriba colocando aceite de lavanda, que además de combatir a los hongos, dará suavidad a tus pies.
  • Otro remedio muy eficaz, es el limón quizá sientas que es un remedio un poco rudo pero en verdad te ayudará, colocarás gotitas de éste cítrico sobre tus pies perfectamente limpios deja que actúe por algunos minutos y enjuaga.

Remedios-caseros-para-los-hongos-de-los-pies-2Remedios-caseros-para-los-hongos-de-los-pies-2

Cada que realices uno de nuestros anteriores remedios caseros para los hongos de los pies debes secar tus pies a la perfección usando toallas limpias para cada ocasión. De lo contrario propagaríamos cada vez más el hongo a través de la toalla.

Con paciencia lograrás eliminar este mal. ¡Mucha suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *