Remedios Caseros para el Dolor de Muela

Las caries a menudo causan dolor de muelas, y hace que tengamos cavidades de las bacterias en la boca que están prosperando por los alimentos azucarados y que se adhieren a los dientes y las encías. Las bacterias producen ácidos que dañan los dientes, y cuando el daño alcanza un nervio, empieza el puro dolor. El dolor de muela es una de las molestias mayores para un humano.

El dolor de muelas van desde palpitante a insoportable, si sospechas de una alguna caries, infección, o un absceso, no dudes ni un segundo en acudir al doctor.

Si el dolor es leve, atiende a estos remedios caseros para el dolor de muela.

Remedios-Caseros-para-el-Dolor-de-Muela

Remedios-Caseros-para-el-Dolor-de-Muela

Los remedios caseros para el dolor de muelas

  • Frota un poco de aceite de clavo directamente sobre tu muela. El aceite de clavo tiene notables propiedades y también tiene un efecto adormecedor, que es por eso que es un remedio popular desde hace mucho tiempo para el dolor de muelas. Hoy sabemos que este extracto del brote de clavo contiene eugenol, que actúa como un anestésico local. El aceite puede picar al principio, no te asustes que sea normal.
  • Se puede obtener el mismo efecto adormecedor con las especias Clavo. Pon unos pocos en la boca, dejar que humedecen hasta que se ablanden, prueba aplastarlos aplastará un poco entre sus molares para no lastimar e intentar liberar su aceite, a continuación, mantén los dientes ablandados contra tu diente doloroso un máximo de media hora. El efecto será instantáneo y el dolor cesará.
  • Si no tienes ningún clavo, hacer una pasta de jengibre en polvo y roja (cayena) pimienta. Verter los ingredientes en polvo en el fondo de una taza, a continuación, añadir una gota o dos de agua para hacer la pasta. Enrolla una pequeña bola de algodón en la pasta suficiente para saturarlo, y lo colocas en tu diente doloroso. (Esto puede irritar las encías, por lo que hay que mantener el algodón en el diente.) Además de utilizar las especias mezcladas, puedes probar por separado. Cualquiera de ellos puede ayudar a aliviar el dolor de dientes.

Algo muy importante es la prevención, y nunca están de más comentar que no basta con cepillarse los dientes de manera adecuada, sino que también deberás usar enjuague bucal e hilo dental, especialmente este último, pues permite eliminar cualquier partícula pequeña de alimento que se quede adherida a tus dientes.

Enjuague-bucal-hilo-dental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *